jueves, 10 de mayo de 2012

Las nuevas tendencias en salas de reuniones

Tradicionalmente las salas de reuniones han sido  consideradas una de las partes centrales de una empresa. El lugar donde sucedía todo lo importante y que marcaba hítos en su historia. Allí, dueños, directivos y empleados jerarquizados planificaban el futuro y diseñaban políticas a largo plazo que definían el futuro de la empresa. También en las salas de reuniones se atendía a los clientes más importantes y se sellaban los acuerdos más significativos, así como los más tradicionales y de menor peso, para el negocio. Con el incremento del costo del alquiler de los locales en las grandes capitales como Madrid, y la revolución en las formas de organizar el trabajo que han provocado las nuevas tecnologías de la comunicación y la información, las salas de reuniones en las sedes de las empresas han comenzado a caer en desuso. En su lugar se han comenzado a privilegiar, para realizar las juntas, los espacios contratados en servicios de oficina especializados.

Las empresas que brindan este tipo de servicios ofrecen salas de reuniones en los principales centros de negocios del mundo. De esta forma, con sólo realizar una llamda telefónica o una reserva online, puedes asegurarte unas salas de reuniones Madrid o en cualquier otra ciudad importante del país. Este tipo de servicios liberan a las empresas de los costes de mantener unas salas de reuniones adecuadas en sus sedes, como así también les brindan la flexibilidad a la hora de planear los lugares en que se realizarán las mismas.

Por otro lado, al estar especializadas en ese negocio, la infraestructura que éstas organizaciones ponen a disposición del cliente difícilmente éste pudiera tenerla por su cuenta sin afrontar con altos costos de mantenimiento. Por empezar la recepción está diseñada de acuerdo a los más modernos cánones. Los ámbitos de espera, los sanitarios y todas las comodidades en general, que están por fuera de las salas de reuniones propiamente dichas,  se encuentran en perfecto estado de conservación y limpieza. Así también, su personal está altamente capacitado  como para brindar una atención eficiente que proyecta un entorno de negocios serio y profesional.

Al mismo tiempo, es difícil que alguna empresa cuente en sus salas de reuniones Madrid con la cantidad de posibilidades de adaptabilidad que requieren algunas reuniones, siempre dependiendo del tipo de reunión y del tipo de cliente. No tienen las mismas características una junta de directivos, una reunión con clientes, el encuentro de un equipo de trabajo o una reunión masiva con los empleados para transmitir nuevas políticas o anunciar cambios. Por lo tanto, las salas de reuniones más apropiadas para llevar adelante las mismas tampoco deberían ser las mismas. En una empresa de servicios de oficinas te encontrarás con salas de reuniones con distintas formaciones, con  distintos tamaños y con distintos niveles de confort, elegancia y lujo.

Más allá del espacio ideal, estas organizaciones pueden garantizarnos el contar con el material y personal de apoyo necesario para llevar adelante la reunión de forma eficaz. Así, puedes tener tus salas de reuniones Madrid acondicionadas con lo último de la tecnología sin la necesidad de hacer grandes inversiones en la compra de equipos o en la actualización de los mismos. Tanto si deseas hacer videoconferencias como presentaciones con diapositivas, puedes confiar con que allí tendrás los equipos funcionando y con personal técnico para asistir en caso de que se produzca cualquier eventual dificultad. Pero no sólo están a disposición los servicios más modernos, sino también los más tradicionales, como la impresión de documentos,  pizarras o servicios de secretaría, entre otros.

Cuando alquilas salas de reuniones Madrid en estos lugares no sólo tienes un espacio, sino la posibilidad de acceder a toda esa batería de servicios y comodidades. En ese orden de cosas, otro aspecto que vuelve interesante contratar este tipo de servicios es el lugar geográfico dentro de las ciudades en que se encuentran ubicados. Centros de negocios financieros o centros de  alto tránsito como bajadas de autopistas, estaciones de trenes o inmediaciones de aeropuertos. Lugares que evitan a los participantes de la reunión pérdidas de tiempo en traslados, y que fueron pensados exclusivamente para su comodidad. Al mismo tiempo, permiten aprovechar al máximo los beneficios de las nuevas vías de comunicación, ya que es posible coordinar reuniones desde salas en Madrid con cualquier otro lugar.

Que las salas de reuniones hayan dejado, o no, de ser el lugar más importante de la empresa no quiere decir que la función que cumplían en la operatoria de cualquier negocio haya desaparecido. Simplemente, las salas de reuniones se han trasladado a otros lugares que resultan más acordes a las necesidades actuales. Antes que realizar grandes inversiones en tener unas salas de reuniones Madrid imponentes, al empresario le resulta más conveniente contratar una de las características específicas que necesite en el momento justo. Una adaptación más del mundo de los negocios a los cambios que día a día son impuestos por la vida moderna y el avance de las tecnologías.

No hay comentarios:

Publicar un comentario