viernes, 2 de agosto de 2013

La trata de seres humanos

En sus casas, como todo quisqui, se bajan cosas del internec de gratis. ¿Qué hay de raro en eso? Para . Estos ataques a Webs por parte de miles de usuarios no son más que manifestaciones públicas y populares en defensa de un ideario común creado por los ciudadanos de a pie a través de su participación y uso de Internet. Queda algo que no se mueva por intereses? Una pregunta si un tio te llama y dice ser abogado y no lo es, no es suplantacion de la identidad? Vamos a ver... ¿queréis decirme que esta tía es pilar rubio?  VÍCTOR SALGADO, hola amigo, yo soy el que puso varios de los comentarios a los que te refieres, si te parece mañana quedamos en la UDC en tu despacho (si lo tienes) y me pides en persona todas las explicaciones pertinentes.

Que algo se haga normalmente (que no sé si eso es cierto o no) jamás implica que esté bien hecho. Un ejemplo: Si alguna vez este Estado tuvo una apriencia democrática esta claro que era un espejismo. Sigue en manos de los corruptos, haciendo "negocios" del mismo modo que hace décadas, y de sus esbirros, que no tienen ningun reparo en mostrar su condición de dóciles empleados. Meterse con la derecha en España es como meterse con las vacas en la India. Allí lo llaman religión y aquí lo llamamos transición ejemplar. Circulen.

Quien tiene que acatar la sentencia es el condenado, no tú (a menos que tú seas Garzón, claro). Relacionada: importante-sentencia-favor-derechos-fundamentale Quizá sí se la leen, y simplemente es que a algunos (y hay quien lo dice explícitamente) les da igual si Garzón cumple o no la ley. Si los del Gürtel son culpables, quieren una condena sin importar los medios. Vale, ya me respondo a mi mismo. En el artículo del mundo dice que Garzón no tenía ninguna razón para sospechar de los abogados estuvieran implicados y en el Pais que no alegó razones suficientes para hacerlo. Por lo tanto, no me queda más que corregirme a mi mismo. Culpa mía, creía recordar que los abogados estaban imputados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario