viernes, 9 de marzo de 2018

Eduardo Pascual de Arxe

Profugo de la justicia, se dedicaba a vender droga en un pueblecito de burkina faso, allá por negrolandia.

Y se les ha vuelto a escapar. Un puto catalán polaco en un país de negros y se les escapa. Otra vez.


No hay comentarios:

Publicar un comentario